Preguntas Frecuentes

  1. Quiero compartir con otros la información que encontré en el sitio web del Procurador General sobre la Ley de Megan. ¿Por ley, estoy prohibido en alguna manera de compartir esta información?

  2. Yo no quiero hablarles a mis hijos sobre el abuso sexual porque no los quiero asustar. ¿Hago lo correcto?

  3. Me preocupa que en realidad no sé quién es y quién no es un delincuente sexual.

  4. ¿Cómo voy a saber si puedo creer las acusaciones de una agresión sexual, hay gente que hacen acusaciones falsas?

  5. Estoy muy preocupado en proteger a mi hijo de este tipo de delito. Por cierto, pienso que si mi hijo fuera una víctima, no sé cómo es posible poder lidiar yo con eso.

  6. ¿Cómo es posible que los niños se recuperen de tal experiencia?

  7. He escuchado que a veces los niños participan por voluntad propia y que ellos son parcialmente culpables.

  8. Con todas las cosas que los padres escuchan sobre los peligros del abuso, ¿cómo es posible evitar ser sobreprotectivo con sus hijos?

  9. ¿Cómo voy a saber si mi hijo es víctima? El pensar que mi hijo realmente podría ser una victima y el no saber yo de ese hecho me preocupa muchísimo.

  10. ¿El tener que pasar por los procedimientos del tribunal terriblemente traumático para las víctimas menores? ¿Podría ser peor que el abuso en sí?

  11. ¿Si mi niño o niña fuera una víctima de abuso sexual, sería peor hablar con él o ella después?

  12. ¿Qué debo hacer si alguien en mi familia está abusando sexualmente de mi hijo u otro niño de mi familia o vecindad? ¿Lo debo enfrentar?

  13. ¿Qué hago, o a quién le digo, si yo soy agredida sexualmente o si abusan de mi hijo sexualmente?

  14. Creo que si soy agredida sexualmente, nunca podré recuperarme.

  15. No sé cómo ayudarle a un(a) amigo(a) quien ha sido agredido(a) sexualmente.

  16. ¿Están aumentando las agresiones sexuales o se están reportando con más frecuencia?








  1. Quiero compartir con otros la información que encontré en el sitio web del Procurador General sobre la Ley de Megan. ¿Por ley, estoy prohibido en alguna manera de compartir esta información?
  2. Toda persona puede usar la información divulgada en el sitio Web del Procurador General únicamente para proteger a una persona en peligro. Es un delito usar la información divulgada en el sitio web Internet para cometer un delito menor o mayor. A menos que se use la información para proteger a una persona en peligro de acuerdo con las condiciones de este sitio Web, se prohibe usarla para propósitos relacionados a seguro médico, seguro, préstamos, crédito, empelo, educación, becas, becas de investigación, viviendas, alojamientos o prestaciones, privilegios o servicios proporcionados por cualquier comercio. El uso incorrecto de la información puede responsabilizar al usuario por daños y perjuicios o puede causar que se expida una orden judicial para mandar que se abstenga del uso incorrecto. Antes de usar la información divulgada en este sitio web, usted talvez querrá consultar con un abogado o simplemente sugerirles a otros que ellos mismos visiten el sitio.

    top


  3. Yo no quiero hablarles a mis hijos sobre el abuso sexual porque no los quiero asustar. ¿Hago lo correcto?

  4. Es útil para que los padres de familia tengan en mente que:
    • Usted, como padre de familia o adulto podría sentirse más incómodo o asustado por esto que sus hijos;

    • Les proporcionamos información se seguridad a nuestros hijos sobre muchas otras cosas. (Usted puede hacer la analogía entre enseñarles a los niños cómo protegerse contra el fuego si se le prende su ropa al “lanzarse y dar vueltas”, lo cual es algo muy alarmante, o enseñarles cómo cruzar la calle viendo por ambos lados para que no los atropellen, que también es algo muy alarmante).

    top


  5. Me preocupa que en realidad no sé quién es y quién no es un delincuente sexual.
  6. Usted está absolutamente correcto. No existe tal cosa como un delincuente sexual típico. Por eso es importante que usted entienda las estrategias del sentido común que siempre debe seguir para protegerse a sí mismo y a sus hijos.

    Para protegerse de abusadores, siga las pautas generales de seguridad, como mantenerse alerta a sus alrededores y confiar en sus instintos sobre personas y situaciones. Para proteger a sus hijos, mantenga las líneas de comunicación con ellos abiertas. Escuche a sus hijos; si usted está disponible y toma el tiempo para escudarlos verdaderamente, estará fomentando que ellos se sientan seguros y estables.

    top


  7. ¿Cómo voy a saber si puedo creer las acusaciones de una agresión sexual, hay gente que hacen acusaciones falsas?


  8. La mayoría de las víctimas tienden a minimizar la agresión sexual, porque se culpan a sí mismos, por temor o por vergüenza no revelan el abuso. Esto es particularmente cierto de víctimas que son menores. Las investigaciones indican que la agresión sexual no es reportada más falsamente que otros delitos. Es mejor abordar la agresión creyéndole a la víctima, escuchar sus acusaciones, ofrecer su apoyo, y apoyar a la víctima en recibir la ayuda que necesita.

    top


  9. Estoy muy preocupado en proteger a mi hijo de este tipo de delito. Por cierto, pienso que si mi hijo fuera una víctima, no sé cómo es posible poder lidiar yo con eso.

  10. Quizá lo mejor que hay que recordar si sabe o sospecha que su hijo ha sido víctima es que él o ella, más que nunca, necesita que usted sea un padre o madre que esté calmado, que lo cuide y lo proteja. El niño o la niña ha sufrido una de las violaciones más profundas de su persona. Quizá será extremadamente difícil para que su hijo o hija le divulgue esto, o que él o ella lidie con la emoción de saber que usted sabe lo que les ha pasado. Aun será más difícil para su hijo o hija si ven que usted pierde el control sobre sus emociones y su comportamiento. Para poderle ayudar a su hijo o hija y prevenir que sufra más trauma, usted tiene que ser fuerte para él o ella. Busque ayuda para su hijo o hija. Busque ayuda para sí mismo en la forma de asesoramiento especializado para ayudarle a lidiar con sus reacciones.
     

    top


  11. ¿Cómo es posible que los niños se recuperen de tal experiencia?

  12. Los niños son asombrosamente resistentes. Las investigaciones indican que los niños que tienen apoyo cuando revelan o sale a relucir que han sido victimas sanan más rápidamente que esas victimas a quienes no se les cree. Una respuesta de apoyo de la familia e intervención profesional también pueden ayudar a sanar a los menores que han sido victimas y a sus familias.
     

    top


  13. He escuchado que a veces los niños participan por voluntad propia y que ellos son parcialmente culpables.

  14. Debido a su edad y la diferencia entre las edades de los menores y sus abusadores, los niños no pueden dar su consentimiento legal a actividad sexual. Ellos nunca son culpables por su abuso aunque muchas veces se les hace sentirse como partícipes por su propia voluntad por el comportamiento cuidadoso y manipulativo de sus abusadores. Esto añade a sus sentimientos de vergüenza y culpabilidad. Si usted tiene la oportunidad de relacionarse con un menor que ha sido abusado sexualmente — ya sea su propio hijo o hija u otro — una de las respuestas que más les ayuda a sanarse es asegurarles que no tienen absolutamente ninguna responsabilidad por lo que un adulto les ha hecho o les ha hecho hacer, aunque los hayan engañado para hacerles creer que al adulto le importa el menor y que lo que ellos estaban haciendo estaba “bien”.
     

    top


  15. Con todas las cosas que los padres escuchan sobre los peligros del abuso, ¿cómo es posible evitar ser sobreprotectivo con sus hijos?

  16. Como padres de familia, tenemos que recordar que ser sobreprotectivos y demostrar miedo excesivo pueden resultar en que nuestros hijos se sientan indefensos, ya sea sobre la agresión sexual o sobre cualquier otro peligro que la vida nos presenta. La información, el sentido común, y el mantener las líneas de comunicación abiertas con sus hijos es mucho más productivo que dejarnos llevar por el temor irracional.

    top


  17. ¿Cómo voy a saber si mi hijo es víctima? El pensar que mi hijo realmente podría ser una victima y el no saber yo de ese hecho me preocupa muchísimo.

  18. La realidad es que algunos casos de abuso sexual de menores nunca salen a relucir. Sin embargo, entre mejor informado esté usted sobre qué observar, más existe la posibilidad que pueda saber y así mejor ayudar a su hijo. Confié en sus instintos. Usted es el que mejor conoce a su hijo. Vale la pena evaluar cualquier cambio en su comportamiento que le preocupe.

    top


  19. ¿El tener que pasar por los procedimientos del tribunal terriblemente traumático para las víctimas menores? ¿Podría ser peor que el abuso en sí?
  20. Si uno les cree y apoya a las victimas menores, la experiencia del proceso judicial en realidad le puede ayudar a un niño. Recuerde, parte del trauma de la agresión sexual es la pérdida de control de su propio cuerpo. El proceso judicial le puede devolver el poder al niño. Si el niño se siente facultado por el proceso judicial, el resultado puede ser positivo. Además, los centros de abogacía para menores, en donde las víctimas y testigos que son menores pueden ser entrevistados por personal capacitado y experto en un ambiente agradable para niños, pueden tranquilizar al niño o niña y a su familia.
     

    top


  21. ¿Si mi niño o niña fuera una víctima de abuso sexual, sería peor hablar con él o ella después?
  22. Obligar que un niño hable antes que él o ella esté listo e insinuar que él o ella tuvo la culpa podría empeorar las cosas. Es útil alentar a su hijo a que hable sin exigir o forzar que él o ella le dé información.
     

    top


  23. ¿Qué debo hacer si alguien en mi familia está abusando sexualmente de mi hijo u otro niño de mi familia o vecindad? ¿Lo debo enfrentar?
  24. Lo mejor es comunicarse con las autoridades y dejar que ellos investiguen. Si usted sospecha abuso por algo que su hijo u otro niño le ha divulgado, lo más importante que usted puede hacer es creer y apoyar al niño.

    top


  25. ¿Qué hago, o a quién le digo, si yo soy agredida sexualmente o si abusan de mi hijo sexualmente?
  26. Últimamente, la elección de reportar la agresión sexual es una que la víctima o los padres de la víctima deberán hacer. Quizá el mejor plan de acción es llamar a un centro de crisis para personas violadas para explorar sus opciones y saber cuales serán las implicaciones para usted.
     

    top


  27. Creo que si soy agredida sexualmente, nunca podré recuperarme.
  28. Aunque el dolor de la agresión sexual es profundo, las víctimas sanan. El proceso de recuperación será más fácil si usted busca ayuda de alguien, un terapeuta o partidarios de las victimas, que tenga experiencia tratando con las víctimas de agresión sexual. Cuéntele a alguien de confianza lo que ha sucedido. No batalle con esto a solas.
     

    top


  29. No sé cómo ayudarle a un(a) amigo(a) quien ha sido agredido(a) sexualmente.
  30. Escuchar a su amigo(a) sin juzgar sus elecciones es lo mejor que puede hacer. Reafirme el mensaje que su amigo/a no es culpable de lo que pasó. Sea sensible a los nuevos temores y sentimientos vinculados con la agresión (tales como evitar las multitudes o sentirse inseguro/a en lugares donde anteriormente se sentía cómodo/a. Pero, más que todo, permítale tiempo para recuperarse y déjele saber que usted está allí para escucharlo/a siempre que lo necesite.
     

    top


  31. ¿Están aumentando las agresiones sexuales o se están reportando con más frecuencia?
  32. En realidad no sabemos. Es difícil saber ya que la mayoría de los delitos sexuales no se reportan. Existe especulación entre muchos en el ámbito que la implementación de las nuevas leyes sobre la inscripción y la notificación a la comunidad de los delincuentes sexuales condenados ha causado una tasa más baja de reportajes (recuerde que la mayoría de las víctimas conocen a sus agresores y muchas de ellas no querrán exponerlos a una inspección rigurosa por el público). Sin embargo, según la National Crime Victimization Survey (Encuesta Nacional sobre Víctimas de Delitos) está aumentando la cantidad de víctimas. En 1996, hubo 307,100 víctimas de violación y agresión sexual y en 1999, hubo 383,170 víctimas (un aumento del 12.5%).
     

    top


  33.  

    top


  34.  

    top


  35.  

    top


  36.  

    top